Colon@s 2018

 

ASOCIACIÓN DE MAYORES SAN ISIDRO LABRADOR. Colona del Año

La Asociación de Mayores San Isidro Labrador de Fuente Palmera tuvo su acta fundacional en el año 1.988. En un principio fue denominada como “Asociación de la Tercera Edad” y al ser la única en este género de asociaciones, aglutinaba a personas de toda la Colonia de Fuente Palmera, incluso mucho antes de que fuese fundada y dada de alta en el Registro de Asociaciones.

JAIME ÓSCAR GARCÍA GONZÁLEZ

Cuando se habla del Colono del Año se piensa en alguien que haya llevado a cabo un hito destacado en los últimos meses. Alguien que haya llevado el nombre de Fuente Palmera allá por donde haya ido. Alguien que por su actitud y aptitud haya conseguido destacar por lo que ha hecho.
En este caso, el hito es más que destacable, pues 16.000 kilómetros llevando el nombre de Fuente Palmera a las espaldas no son pecata minuta y es que con Jaime Oscar la Colonia de Fuente Palmera ha llegado hasta China.

JOSEFINA MARTÍNEZ ROMERO. Colona del año

Nació el 28 de Mayo de 1.963, hija de Josefa Romero García y José Martínez González, es la tercera de cuatro hermanos (Mª del Valle, Encarnación y Juan Julio), se crió en el Barrio en la Calle La Fuente, allí vivió su niñez, hasta que con 13 años conoció a Jacinto que ya tenía 16 años en la Feria de Fuente Palmera, después de muchos intentos lo consiguió, seguro que fue bailando en la Plaza.

VALENTÍN LÓPEZ GARCÍA Y TEODOVIA JIMÉNEZ CARMONA. Hij@s predilectos

Cuando hablamos de Valentín, 88 años, y Teodovia, 84 años, a muchos de los que estamos aquí, casi la inmensa mayoría, tienen un recuerdo o una situación con ellos, eso es señal de muchas cosas.

A ellos se les conoce por momentos y situaciones que muchos de los aquí presentes habrán vivido, quedando reflejados en todo lo vivido, en donde se deja constancia de vivencias y situaciones que han hecho de sus vidas unas vidas plagadas de historias que en estas palabras intentaré resumir, aunque daría para mucho más la vida de estos personajes de nuestra localidad, que hoy rendimos homenaje con respeto y admiración.

ANTONIO BORRUECO REYES. Hijo predilecto

El hecho de conceder el título de Hijo Predilecto es para aquel ciudadano que haya destacado por sus cualidades o méritos personales o en servicio prestado en beneficio del pueblo.
En este caso, se habla de valentía, de superación, de cariño, de afecto, de empatía. Se trata de una persona entregada a los suyos, y es que para él, todos somos suyos. Por ello, y como ahora se va a relatar, Antonio Borrueco Reyes es nombrado Hijo Predilecto de la Colonia de Fuente Palmera.

SALVADOR FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ. Hijo adoptivo

Salvador Fernández Rodríguez, natural y vecino de El Villar, nació en el Molino El Pino el 18 de Enero de 1.955, por lo que cuenta en la actualidad con 63 años, tiene estudios primarios y varios carnet de coche y maquinaria agrícola, pero se ha ido forjando y labrando un futuro poco a poco con su fuerza y su tesón, porque lo que está claro en Salvador, es que es un luchador nato e incansable.

ELENA GARCÍA LUCENA. Colona del año al mejor expediente académico

Tras ser en el año 2016/2017  la alumna con mejores calefacciones en el I.E.S. colonial, Elena García Lucena es hoy nuestra premiada, como la colona de mejor expediente académico.

Elena tiene 19 años, es de Fuente Palmera, pero en el último año es más fácil encontrarla por Madrid, ciudad en la que está cursando sus estudios universitarios.

PETRA CARMONA MARTÍNEZ. Colona del año de mayor edad

Mujer tenía que ser

Petra Carmona Martínez nació en Fuente Palmera en 1919. Se crió con sus padres y sus tres hermanos en Cañada del Rabadán.

A los 22 años se casó con Juan y se fueron a vivir a Paterna. Del matrimonio nacieron sus dos hijos, Salvador y Juan. A los 25 años, Petra enviudó, su marido trabajaba en un cortijo con ganado; antiguamente se acostumbraba quitar la piel a las vacas, y aquel mal día Juan y un compañero suyo tuvieron un accidente, sufrieron un corte en la mano, pero él no le dio la importancia que merecía y se marchó a su casa, aun encontrándose mal.