Colon@s 2005

 

AMELIA CASTELL GARCÍA. COLONA DEL AÑO 2005

Fueron los vecinos de Ochavillo del Río, a través de todas sus asociaciones y colectivos quienes decidieron proponer a Amelia Castell como colona de este año, recordando todo cuanto ella hizo por medio de la panadería que regentó su marido y cuya gestión asumió ella desde su muerte.

El trabajo, no, el trabajo lo compartieron siempre.

BALTASAR PÉREZ GARCÍA. COLONO DEL AÑO A TÍTULO PÓSTUMO 2005

El Pleno celebrado el 24 de junio distinguió a Baltasar Pérez García como Colono del Año de mayor edad a título póstumo. Había fallecido días atrás, el 19 de junio a la edad de 97 años.

Nacido en Huércal-Overa (Almería), trabajó allí desde los siete años como porquero y cuidando todo tipo de ganado. Allí sobrevivieron a la escasez y la miseria. Las tierras de Huércal-Overa eran pobres, secas y sólo producían esparto; así que, cuando falleció el padre, decidieron salir de aquel infierno, a sabiendas de que no existía a la vista ningún paraíso.

JULIO FERNÁNDEZ GARCÍA. HIJO ADOPTIVO A TÍTULO PÓSTUMO 2005

Julio Fernández García, nacido en Puente Génave, provincia de Jaén, el 3 de abril de 1934, llegó a nuestra Colonia procedente de Logroño, hacia marzo de 1980.

Se incorporó a nuestra tierra como Encargado General de Obra, por parte de la empresa Fomento de Obras y Construcciones, para contribuir desde ese cargo a la que ha sido, sin duda, la obra más emblemática e importante para el desarrollo y progreso de la Colonia: la construcción de la infraestructura de la zona regable de Fuente Palmera, desde la estación de toma hasta las redes terminales de las numerosas agrupaciones y parcelas de los comuneros.

JOSÉ MORO COBOS. HIJO PREDILECTO DE LA COLONIA 2005

La vida de José Moro Cobos ha sido una verdadera odisea. Nació en La Peñalosa en enero de 1919 en una casilla, ya desaparecida, cerca de la que fue hasta hace poco la casilla Jiménez.

Su infancia hasta los quince años transcurrió como la de tantos niños de la Colonia entonces, trabajando en el cuidado del ganado, fundamentalmente en Cañada del Rabadán y también en término de Écija, lejos de sus padres, con los que volvió cuando tenía 14 ó 15 años.