Folclore

Folclore

  • Baile Locos

EL BAILE DE LOS LOCOS

Una de las tradiciones más populares y singulares de la localidad es el Baile de Los Locos, baile pintoresco y de carácter folklórico-religioso, que se baila cada 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes. Se baila en Fuente Carreteros, aunque muchos años se ha podido ver también en la Herrería.Numerosos investigadores han intentado señalar con precisión el primer origen del baile, pero todos son hipótesis: unos piensan que la Danza fue traída por los primeros colonos de sus tierras de origen centroeuropeo en el siglo XVIII, más concretamente en 1.767, ya que su vestimenta y coreografía pudieran ser de un pueblo del Mediterráneo.Otros por el contrario, piensan que el baile es autóctono, ya que por aquellos años de la Fundación de las Nuevas Poblaciones de Andalucía y Sierra Morena (1.767) se bailaba por estas zonas como lo demuestra el hecho significativo de que hace 35 años, asistieron a un concurso otros grupos de la provincia con bailes y folklore de características parecidas.La simbolización de este baile tiene relación con el día en que se representa el baile.Según los ancianos del lugar, el baile representa la matanza organizada por el Rey Herodes (que mandó matar a todos los recién nacidos e inocentes, los cuales fueron sometidos a una persecución por parte de los soldados y ayudantes del Rey).Este es el motivo por el cual el baile se realiza el 28 de diciembre, día de los santos inocentes. Pero algunos investigadores apuestan por asemejarlo con la festividad de San Nicolás, en Centro Europa, donde el personaje del Santo recorre diversos lugares acompañado de forma muy parecida a "Los Locos de Fuente Carreteros".Este baile ha perdurado a través de los tiempos, gracias a la transmisión oral de padres a hijos. La desaparición de esta danza en algunas épocas podría haber llevado a la extinción de la misma, de no ser por la constancia de algunos habitantes de la localidad por mantener viva esta antigua tradición.Concretamente en el año 1951 se pierde temporalmente recuperándose en 1952 año en el cual vuelve a desaparecer después de participar en un concurso de danzas antiguas celebrado en Madrid. El baile se recupera final y definitivamente en el año 1982 con la celebración del 215 aniversario de la Fundación de la Colonia.

DIFERENCIAS ENTRE LAS LOCADAS

Antiguamente el mismo día de la danza las diferentes locadas preparaba una comida especial (como cordero guisado en caldera) que se celebraba en la casa del Hermano Mayor de la Hermandad, por la noche en La Herrería o a medio día del día siguiente en Fuente Carreteros.

Era también costumbre que las locadas llevaran para comer durante el recorrido un par de sacos de naranjas que es fruto de la zona.

En Fuente Carreteros solía ser niño de 10 o 12 años. En cambio en Herrería era un hombre muy bajito quien se disfrazaba de loquilla.

Los grupos de los locos siempre estuvieron unidos a una hermandad religiosa, patrocinada bajo la advocación de una determinada Virgen así en la aldea de la Herrería la locada estuvo unida a al hermandad de nuestra señora del Valle, y en Fuente Carreteros a la de la virgen de Guadalupe.

En cuanto a los instrumentos utilizados para la danza, estos son: la pandereta, el pandero, los platillos y dos guitarras. Incluye Fuente Carreteros la carrasquiña, ( unos canutos de caña unidos en hilera que son rascados)

En cuanto a la vestimenta conocemos por referencias orales que Los Locos de la Peñalosa llevaban un sombrero de pico en la cabeza. En lugar del pañuelo que utilizan en la actualidad.

Otra diferencia es el calzado, Fuente Carreteros sigue usando zapatillas blancas con cordones negros encima de medias blancas y La Herrería cambió sus zapatos de cartera de cuero fuerte que sonaban al ejecutar la danza, por alpargatas.

Las cintas que se entrecruzan en el pecho son rojas en el caso de Fuente Carreteros y rojas y verdes en el de La Herrería.

DESCRIPCION

Componentes y vestimenta:

6 locos y una loquilla.

Este traje ha sufrido algunos cambios y difiere de los antiguos en que sus colores ahora son más vivos y antes eran más apagados, predominando sobre todo, el rojo y el azul. Además a principios de siglo, los zapatos eran de becerro vuelto y las faldas llevaban tres volantes.

Varias son las horas que tarda un "loco" en vestirse; siguiendo un orden establecidos por familiares y amigos. La persona encargada de vestir al loco tiene que sujetarle con hilo las cadenas, broches, moñas y cintas que le cuelgan del traje.

El traje de un loco consta de: alpargatas blancas de cáñamo con cintas negras que se cruzan a la romana a lo largo de las medias blancas que cubren sus piernas, camisa blanca en la que se cose las cadenas, broches, moñas, cintas y otras alhajas; enaguas blancas con encajes, pañuelo doble anudado al cuello y pañuelo rojo o multicolor anudado al lado izquierdo de la cabeza; faja azul, cintas rojas o verdes dependiendo de la locada, entrecruzándose en el pecho a la bandolera, cadena doble en el pecho y sencilla en la espalda y castañuelas con multitud de cintas de colores que completan el traje.

Cuentan algunos ancianos que antiguamente a las 6 de la mañana comenzaba a repartirse los escopeteros, colocándose cada uno en la casa de su respectivo loco.

Una vez que el loco está vestido el escopetero lo espera en su puerta, lanza un tiro al aire con su trabuco anunciando a los demás "locos" que ya hay un loco vestido, que irá acompañado por su escopetero al lugar donde se reunirá la "locada" para bailar la primera danza, que por tradición es en la plaza frente al umbral de la iglesia. También nos avisarán del final de cada danza.

Estos Trabuqueros o escopeteros, en los desplazamientos que hacían las locadas de una aldea a otra, se adelantaban un par de Km, disparando a discreción para anunciar así la llegada de los locos.

Los escopeteros visten con pantalón negro, camisa blanca, una banda roja cruzando el pecho y sombreros de ala ancha, en la actualidad llevan además un pañuelo anudado en el lado izquierdo de la cabeza.

Acompañando a los escopeteros hay un capitán de espada. Este va vestido con camisa blanca y banda roja cruzando el pecho, pañuelo anudado al lado izquierdo de la cabeza y mascota.

El capitán va acompañado siempre por un sable con el que se ayuda para abrir la marcha, dar órdenes, dirigir, guiar e indicar a quién se le dedica la danza y quien la paga, también es el encargado de indicar los cambios en cada evolución de la danza. Se dice que antiguamente cuando el capitán de espadas de una aldea cruzaba su sable de acero con el de otra aldea, esto significaría bailar hasta quedar agotados.

La "locada" siempre está atenta a la señal que el capitán efectúa con el sable para poder dar comienzo a la danza. Es él también el encargado de poner fin al baile ordenando a los escopeteros que disparen sus trabucos.

Antiguamente también había un capitán de lanzas que era el director del baile.

La "locada" cuenta con una banda de músicos o instrumentistas, que con su música acompañan al baile, estos músicos van vestidos con trajes de patén a rayas, faja roja, camisa blanca, pañuelo anudado al lado izquierdo de la cabeza y mascota. Los instrumentos con los que cuenta la banda: dos guitarras (antiguamente había una bandurria), unos platillos (adornados con cintas de colores), panderos, panderetas, la botella (que en la actualidad no la hay) y la carrasquiña, que es un instrumento característico de Fuente Carreteros, éste está compuesto por unos canutos de cañas unidos en hilera que son rascados.

Durante toda la historia de este baile los componentes de la "locada" han sido siempre hombres, aunque en una sola ocasión la "loquilla" fue una mujer, la primera que ha participado en la realización de esta Danza.

DANZA:

Hay tres piezas de baile, a cada pieza se le denomina MARIA. El baile es sencillo en sus formas, repetitivo y sonoro.

La locada está atenta a la señal que el capitán ejecuta con su sable indicando a los escopeteros que disparen un tiro al aire con sus trabucos para iniciar la danza. Entonces los locos realizan un giro a la izquierda de 360 grados y saludan mediante la flexión de su tronco adelante con el brazo derecho extendido al frente.

Comienza la danza. Los locos bailan tocando las castañuelas con los brazos muy altos y realizando cruces y cambios característicos, interpretando danzas completas o danzas medias. Estos locos son envueltos por la loquilla que desde fuera realiza sus rítmicos movimientos y que es protegida en diversos momentos de la danza por giros y cruces del resto de la locada, hasta que de nuevo los trabucos indican el final de cada una de las piezas de baile.

La danza se realiza al ritmo que marcan las guitarras, castañuelas, pandereta, pandero y carrasquiña.

DANZA DEL OSO

Hace algo menos de 300 años los primeros colonos que llegaron a la localidad procedentes del Tirol de Centro Europa (Hungría, Austria, Suiza y Alemania) traen consigo el baile del Oso. Se baila en Fuente Carreteros el 28 de Diciembre, día de los Santos Inocentes.Los investigadores creen que este baile proviene de estos países porque en ellos también sobreviven en la actualidad esta festividad que allí está muy extendida tanto en Navidad como en carnaval.Tras desaparecer en 1955 se consigue su reaparición en 1963 para participar en un festival de danzas. Siendo su última recuperación en 1992 hasta nuestros días.El baile del Oso tiene una simbología vinculada a lo agrario y religioso. El oso está basado en la superstición terrenal, el sentido de esta danza era el de espantar los malos augurios, acontecimientos, noticias y cosechas, para que dejen paso a un año fructífero y lleno de trabajo. Cada azote que el hombre le da al oso pretende la marcha de esos malos augurios.

Folclore

Atrás